¿QUÉ ES EL ARRAIGO LABORAL?

Es un tipo de autorización de residencia por circunstancias excepcionales, como otros tipo arraigo social, familiar, por formación, que permite obtener un permiso de residencia y trabajo a aquellas personas que acrediten haber residido en España durante los 2 últimos años a la solicitud, así como tener, al menos, 6 meses cotizados a la Seguridad Social.

En los últimos años, este tipo de residencia era el más cómun para aquellas personas que habían solicitado protección internacional (asilo). ¿Por qué? Un solicitante de asilo, desde el momento que formaliza su solicitud, tiene permiso de permanencia (que no de residencia), y a los 6 meses, se le permite trabajar.

Dado el retraso en la resolución de los asilos, los solicitantes conseguían acreditar los 2 años de permanencia en España, e incluso haber trabajado al menos 6 meses, cumpliendo y accediendo así al arraigo laboral.

¿Qué ocurre ahora? El Tribunal Supremo en la sentencia n.º 103/2024, de 24 de enero, deniega el arraigo laboral a un solicitante de asilo. El Supremo entiende que a un solicitante de asilo no se le concede permiso de residencia durante la tramitación de su solicitud, sino que s eencuentra en una situación de mera tolerancia para permenecer en España, y que bajo ningún concepto, esta mera tolerancia puede conceder derechos al extranjero que le permitan cumplir los requisitos del arraigo laboral.

Esto se traslada igualmente al tiempo que el extranjero pueda tener cotizado laboralmente, e indica nuestro alto tribunal, que ningún periodo cotizado tras la denegación del asilo puede ser utilizado para acreditar el requisito de cotización que exige el arraigo laboral.

Sin embargo, las oficinas de Extranjería de toda España han ido más alla, en reciente instrucción remitida a los profesionales de Extranjería, donde se nos indica que ningún periodo cotizado a la Seguridad Social duante la tramitación del asilo será válido para solicitar un arraigo laboral, y esto es así porque se considera que el solicitante de asilo, al no tener permiso de residencia, sino una tolerancia de permanencia, no cumple con el requisito de legalidad exigido durante el tiempo trabajado.

¿QUÉ SOLUCIÓN HAY PARA LOS SOLICITANTES DE ASILO?

Desde este despacho consideramos que la única opción posible es acudir al ARRAIGO SOCIAL.

En caso de recibir resolución expresa de denegación del asilo, el solicitante deberá buscar un profesional (abogado o graduado social) para recurrir dicha denegación mediante Recurso de Reposición, en el plazo de un mes desde la notificación.

Una vez recurrida la denegación, el solicitante de asilo queda en un limbo administrativo, dado que actualmente nuestra Administración no está resolviendo este tipo de recursos, y por ende, puede continuar permanenciendo en España y trabajando.

Tras esto, el solicitante tendrá que esperar hasta cumplir un periodo en España de 3 años, y una vez cumplido este requisito, podrá acceder al arraigo social, cumpliendo así con el resto de requisitos de este tipo de residencia:

  • Tener el informe de arraigo o inserción social favorable.
  • Contar con un contrato de trabajo indefinido, de 40, 30 o 20h semanales, según su situación.
  • No tener antecedentes penales, ni en su país de origen, ni en España.

Esperamos haber podido resolver todas vuestras dudas al respecto, y en caso contrario, os animamos a que os pongáis en contacto con nosotros a través de esta web, de nuestro e-mail amhabogada@gmail.com, o de manera telefónica o vía whatsapp en nuestro teléfono 649684887.

 

 

Ir al contenido